Noticias de esta categoría: Artículos

DE CORAZÓN A CORAZÓN

Así se denomina un grupo solidario que gestiona una olla popular en el barrio San Antonio, en donde a diario almuerzan unas 100 personas.

El grupo está liderado por Lidia Jara, una genuina mujer paraguaya, de una voluntad y una generosidad sin límites. Junto a Lidia, un grupo de voluntarias se reúnen a diario en la Plaza Verde en donde se distribuyen las tareas, en un ambiente de camaradería, respeto y calor humano.

Al igual que otras ollas populares, no sólo personas del barrio acuden a recibir el sustento diario, acuden de distintos lugares para sobrellevar la difícil situación.

UNA GENERACIÓN QUE TIENE QUE HACER JUSTICIA

El conflicto bélico que enfrentó al Paraguay con tres países, Brasil, Argentina y Uruguay; ha ubicado al Mariscal Francisco Solano López Carrillo en el centro de la discusión de esta oprobiosa guerra, para responsabilizarlo de la razón de este devastador hecho histórico o para reivindicarlo como defensor de un país libre y soberano.

Esta disyuntiva histórica es el resultado de una batalla cultural, que tiene más de 150 años, entre quienes llevan «en la sangre como un veneno, el odio del vencedor» y quienes reivindican la inmolación de una nación por una «causa bella».

LA SOLIDARIDAD EN TIEMPOS DE PANDEMIA

El amor más puro es aquel que se entrega sin esperar nada a cambio. A casi un año del inicio del confinamiento obligatorio, las secuelas de la inactividad económica generan estragos en diferentes estratos sociales, pero donde más impacta, es en la clase humilde, aquellos que ganan el sustento día a día.

Radio Universidad, la emisora de la Universalidad Nacional de Pilar, tiene unos ejes temáticos, ciertos contenidos que la hacen diferente de otros medios. Una de estas características, es visibilizar aquello que es invisible a los ojos de la sociedad.

Hoy estuvimos en una de las ollas populares de la ciudad de Pilar, ubicada en el barrio San Vicente, barrio periférico de la cabecera norte de la ciudad. Esta urbanización relativamente nueva, es un escenario de contrastes profundos. A escasos 300 metros del majestuoso Palacio de Justicia, la realidad socio económica es lacerante.

HISTÓRICA FIRMA DE CONTRATO PARA LA CONSTRUCCIÓN DE LA DEFENSA COSTERA DE PILAR

La construcción de la tan anhelada Defensa Costera para la ciudad de Pilar, dio hoy un paso más que importante hacía su concreción. En ese sentido, con la presencia del Presidente de la República, Mario Abdo Benítez, el Vicepresidente Hugo Velázquez, Ministros, Parlamentarios, autoridades locales, departamentales y ciudadanía toda, se realizó la firma del contrato de adjudicación con el consorcio ganador de la licitación.

En la ocasión, el Rector de la Universidad Nacional de Pilar (UNP) y Senador Nacional, Dr. Víctor Ríos hizo uso de la palabra señalando que este sueño largamente acariciado por los pilarenses no hubiera sido posible sin la gran unidad y el gran acuerdo de la ciudadanía que empujó a que sus representantes sigan el mismo rumbo, para conseguir el bien común.

«ÑAÑEPYTYVÕ TESAIRû: EMBLEMA DEL PROGRAMA DE EXTENSIÓN UNIVERSITARIA

Corría el año 2005, y el desarrollo de procesos, académicos y administrativos, quedarían marcados como un año de inflexión para la Universidad Nacional de Pilar, desde la asunción de un nuevo Rector (Dr. Víctor Ríos), hasta el inicio de los Programas de Investigación y Extensión Universitaria y la creación de Direcciones Generales.

Una de las demandas eternamente insatisfechas de la población, es sin dudas lo referente a la salud. Ante la imposibilidad de abarcar dicha demanda a través de las instituciones establecidas de la XII Región Sanitaria, se decide impulsar dentro del área de extensión un programa para coadyuvar con la tarea de llevar salud a la población. El Coordinador del programa, Dr Nelson Benítez, comenta que «si partimos de la definición de salud de la OMS, sería imposible, ya que la misma establece que salud no es ausencia de enfermedad, sino un estado de bienestar general, físico, mental, espiritual y emocional».

HISTORIAS DE VIDA: REMANDO SUEÑOS ENTRE BARRANCOS Y MADRUGADAS

Don Silverio Duarte como muchos hombres del interior, apenas pudo culminar el ciclo primario. Pero le sobra lectura y experiencias para comprender la importancia del estudio en la consecución de los sueños anhelados por todos, superación, calidad de vida.

Hace un cuarto de siglo, unió su vida con Elsa Valdéz, y del matrimonio nacieron cuatro hijos. Doña Elsa siempre se ocupó de las tareas de la casa, y Don Silverio junto a su canoa y sus redes, desafía los peligrosos torrentes del Río Paraná en su oficio de pescador.

Desde la pintoresca Paso de Patria, buscó influir en sus hijos para que abracen el estudio como su meta más importante. El mayor llegó a estudiar hasta tercer año de Administración, pero los vaivenes de la vida le obligaron a dejar sus estudios. La segunda hija del humilde hogar, de nombre Yisela, culminó su secundario en el Centro Educativo 98 de Mayor Martínez, Promoción 2015. Hace 4 años llegó a Pilar, y por ciertos episodios que le tocó vivir, decidió estudiar Psicología, en la actualidad, alumna regular del tercer año.

DÍA NACIONAL DE LA GUARANIA

En la década del ’20, se vivía un ambiente de renacer cultural en el Paraguay. Existían agrupaciones orquestales que acostumbran tocar en las retretas, en ocasiones en las plazas. No había casi músicos eruditos, los pocos en su mayoría eran extranjeros.

La banda de música de la capital recibía en sus aulas a hijos de campesinos (Herminio Giménez de Paraguarí, Mauricio Cardozo Ocampo de Ybycuí) por citar algunos. También chicos de la calle que eran enviados como «castigados» a estudiar música, José Asunción Flores y otros. Los directores italianos eran muy exigentes, Nicolino Pellegrini y Salvador Dentice, impartían clases con una gran maestría y disciplina.

El joven Flores se dio cuenta que los aires nacionales eran mal interpretados. La melodía era correcta, pero el tiempo no correspondía. Eran como valses con melodías de polcas.

HISTORIAS DE VIDA: LA EMPINADA CUESTA DEL SABER

En el punto más álgido de la ciudad, pasan una tras otra lujosas camionetas, cuyos dueños, normalmente buscan algo refrescante, para apagar los efectos de la resaca. Ella, mezcla y tritura en el mortero unas hierbas que una vez transformadas en tereré, produce un efecto casi mágico.

Se llama Anuncia Romero, la segunda de 4 hermanos. Nació en Islerias, Distrito de Isla Umbú, y alli realizó su escuela primaria. A los 12 años se trasladó hasta la ciudad de Pilar en donde inició sus estudios secundarios, los que quedaron inconclusos a mitad de camino, a consecuencia del trabajo.

Anuncia traía ropas de Asunción que después comercializaba entre Pilar y el interior. Cuando ya no era rentable vender ropa, con su pareja, de profesión constructor, marchan a la Argentina, a la provincia de Córdoba. De alli van a Buenos Aires y vuelven al país luego de 7 años. Ya con un hijo y por las crisis sociales del vecino país, emprenden el regreso.

HISTORIAS DE VIDA: INVISIBILIZADOS EN LA SOCIEDAD

A simple vista, Ricardo es uno de los tantos jóvenes que deambulan por las calles de una ciudad en crecimiento. Una legión de niños y adolescentes que crece por los desaciertos políticos y económicos de quienes diseñan nuestro presente y futuro. Aunque él ya está en otra franja etaria, tiene 30 años, parece más joven, confundido en medio del trabajo informal que se multiplica por falta de oportunidades.

Es el segundo de 6 hermanos que en medio de sus avatares, no obstante, siguiendo los consejos de su valerosa madre, Doña Lidia Ruiz Díaz, se abre camino en la vida trabajando y estudiando. Su progenitor se fue de la casa cuando los 6 hermanos eran muy pequeños y quedaron abandonados a su suerte, pero gracias a la mamá guerrera, nunca faltó nada. Doña Lidia trabajaba en una clínica de noche, salía las 6 de la mañana y sin dormir, seguía trabajando hasta el mediodía limpiando casas.

HISTORIAS DE VIDA: EN MEDIO DE LAS SOMBRAS TEJE LA LUZ

«Al llegar la hora del total reposo, solo para el alma pediré la luz, esa luz que estuvo negada a mis ojos desde los umbrales de mi juventud». Así reza uno de los párrafos de la última poesía escrita por el sublime bardo Carlos Miguel Jiménez. El nombre de la poesía, Mi Penumbra, aún hoy interpela nuestras conciencias, tan oscuras como la vida que vivió el gran poeta.

Fuimos a conocer a una gran mujer, en el fondo, al saber parte de su historia, íbamos con la presunción que debíamos llevar ánimo y buena onda, pero en verdad, salimos animados por su aura y llenos de energía por la luz de su inmutable sonrisa. Por esas cosas curiosas de la vida, ella se llama Estela, que en su acepción latina, significa estrella de la mañana, en su etimología griega, el rastro o surco que queda en el aire o en el agua. Se habla de la estela luminosa, de las personas que dejaron huellas.