EL ROSTRO HUMANO DE LA UNP

Afortunadamente las predicciones de cuantiosas lluvias y severas tormentas, no se ha registrado con el ingreso del último frente de tormenta proveniente de la Argentina, por cuyo territorio ha dejado secuelas de daños y destrucción.

Con cada anuncio se disparan los sistemas de alerta y prevención, aunque las medidas sean solo paliativas, es un imperativo llevar la ayuda para centenares de familias afectadas por las grandes precipitaciones. Los últimos episodios han dejado al desnudo las serias deficiencias estructurales, las obras realizadas sin los estudios técnicos correspondientes, y, las consecuencias de la improvisación en obras, que se convierten en una trampa mortal para las familias, que con cada lluvia, buscan refugio en los albergues.

En las instalaciones del Hospital Escuela de la Facultad de Ciencias Biomédicas de la Universidad Nacional de Pilar, seguimos asistiendo a numerosas personas, muchas de ellas ubicadas en la franja de poblaciones vulnerables, y de acuerdo al compromiso asumido, siempre estaremos abiertos para al menos paliar los efectos negativos que ocasionan las intensas lluvias en nuestra región.

(Visited 120 times, 1 visits today)