LA EMPINADA CUESTA AL TÍTULO

En el año 2015, Paul Servín cursaba el tercer año de la carrera de Ingeniería Agropecuaria y dentro de los límites de una familia modesta, compartía una vivienda alquilada junto a cuatro hermanos. Había llegado de Yabebyry (Misiones), para proseguir su carrera universitaria en la Universidad Nacional de Pilar (UNP) en donde dos de sus hermanos ya estudiaban y eran alumnos regulares, por lo que se adaptó rápidamente a su nueva vida.

Pero una fatídica noche de ese mismo año, la vida de Paul dio un brusco e inesperado giro, sufrió un severo accidente que le causó la doble fractura expuesta de tibia y peroné. A pesar de la gravedad de su lesión, no tuvo la atención profesional requerida, razón por la cual se trasladó a la Argentina y sufrió la amputación de su pierna.

El tremendo golpe no hizo mella en su espíritu, ni la desidia criminal ni las dificultades emergentes impidieron su ascenso académico imparable. Decíamos en su historia de vida del 2015 que llamamos Canto al Coraje, “no hubo bisturí capaz de amputar su sonrisa y esperanza”. La misma ciencia médica le devolvió una pierna un tiempo después y hoy en día es capaz de realizar todo tipo de tareas sin ninguna dificultad.

En 5 años terminó de cursar la carrera que eligió y un año después defendió su tesina: “Efectos de la poda sobre el rendimiento y calidad de frutas en el cultivo del melón (Cucumis melo)”, para optar al título de Ingeniero Agropecuario. El exigente jurado integrado por los Ingenieros Gustavo Retamozo, Juan Carlos Tavachi y Pablo Formichelli calificaron la brillante defensa con un cinco felicitado.

Apenas culminó su defensa Paul llamó a su padre Pedro Servín para contarle con emoción que tenía un nuevo ingeniero en la familia, ya que su hermano mayor, Mario es también Ingeniero Agropecuario y su hermana Beatriz está a punto de culminar la carrera de Ingeniería Industrial en la UNP.

Con un presente inmejorable, Paul sonríe a la vida y pone el pecho a las dificultades. Actualmente esta produciendo locotes y piensa abastecer el mercado local. “Con técnica y conocimientos se puede producir y vivir de esto” manifestó.

Felicitaciones Ingeniero Paul Servin!

(Visited 523 times, 1 visits today)