LA EDUCACIÓN COMO UN DERECHO

 

La Semana de Divulgación Científica en el marco de la VII Jornada Anual de Investigación, prosigue su nutrida agenda de ponencias y presentaciones de libros.

En la fecha, en una jornada cargada de recuerdos y emociones, se presentó el último trabajo del Dr. Víctor Rios, titulado «La Educación como un Derecho». Fiel a su estilo, en su lenguaje coloquial escindido entre el saber empírico y la academia, el Rector de la Universidad Nacional de Pilar (UNP), fue urdiendo la intensa trama de su vida, con matices novelescos y simpáticas anécdotas.

En la primera parte, el Dr. Ever Villalba, Decano de la Facultad de Ciencias, Tecnologías y Artes (FCTA), se refirió a quinta obra del Dr. Ríos en forma individual, que este hecho poco común, debe ser un norte para los académicos, y que la publicación de un nuevo material, nos interpela a emular su senda.

La presentación del libro estuvo a cargo de David Velázquez Seiferheld, quien abordó los diferentes escenarios en los cuales se desenvuelve el autor, la política y la academia. Es decir, por un lado un profundo conocedor del fangoso camino que implica gestionar una universidad pública con escasos recursos, y por el otro, en el foro del Senado paraguayo tratar de incidir en las políticas públicas que posibiliten una mejor cobertura para los sectores vulnerables.

Velázquez Seiferheld se refirió a los reiterados fracasos de la reforma educativa, porque las mismas importan recetas de otros países, cuya inserción en el sistema educativo no produjo ningún resultado, y que la única reforma pedagógica transformadora fue la de Ramón Indalecio Cardozo. Este libro -refirió Velázquez- señala el camino que debemos seguir en la educación, porque recoge las experiencias del pasado, y nos señala el futuro a seguir.

Finalmente, el Dr Victor Ríos con su familia medular presente, trazó el sendero que le tocó vivir como un niño carenciado del país, el país real en donde las escuelas son ranchos de adobe y techos de paja, el país donde los niños son guaraní parlantes, un país donde hay que recurrir a los caballos para cubrir grandes distancias que separan los pueblos del interior de la ilustración. Habló de las asimetrías, de los rigores que a diario nutren las vivencias de los campesinos.

El Rector se refirió además, a la necesidad de crear una nueva episteme, pensar en la educación desde nuestro contexto, desde la realidad visceral de tantos jóvenes sub-alimentados desprovistos de su mas elemental derecho a la instrucción.

La jornada estuvo matizada con la música de estudiantes y egresados del Conservatorio de Música «Sofía Mendoza» de la FCTA que rubricaron la noche con los sones de la música paraguaya.