HISTORIAS DE VIDA: EDGAR VILLASBOA

Historias de Vida - Edgar Villasboa

Si buscásemos una palabra para expresar la esencia más profunda de la vida, sin adentrarse en intrincados laberintos filosóficos o semánticos, esa palabra, sería lucha.

Incluso para que se inicie la vida misma, en esa carrera frenética, una feroz lucha contra corriente, sin embargo, uno solo llega a la meta, y fecundación mediante, se produce el milagro de la vida. Cuando el nuevo ser abandona la seguridad de su mundo, otra gran lucha lo trae a este mundo, y de ahí en más, la representación semiótica de la vida, es una cuesta empinada, sorteando obstáculos tratando de cumplir con las metas establecidas.

Esta regla es general, todos somos soldados en las trincheras de la vida, con mayores o menores dificultades, con situaciones más o menos favorables, vamos subiendo la cuesta.

Historias de Vida - Edgar VillasboaPero para ciertas personas, esta realidad implica una entrega y sacrificio diario, mucho más pesado y exigente que para los demás. Es el caso de Edgar, nuestro protagonista, que armado de su mejor sonrisa e inigualable optimismo, enfrenta las dificultades de la vida con una dignidad que contagia. Esta privado del divino don de la visión por un glaucoma congénito.

Es oriundo de San Juan de Ñeembucú, tiene 27 años en la actualidad, cursa el tercer año de la Carrera de Derecho, es además funcionariado de la Municipalidad de Pilar. Se maneja totalmente solo, las barreras estructurales de una sociedad que no mira a los que tienen alguna discapacidad no son sino simples escollos para él en su rutina cotidiana. Es un canto a la vida verlo por las calles de Pilar, o en su puesto de trabajo, o subiendo las escaleras de la Facultad de Derecho, Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional de Pilar.

Cuando le preguntamos cómo hace para estudiar ya que materiales en braille no abundan, entonces Edgar, con el sello de su cálida sonrisa nos dice, “y de las clases aprendo lo esencial, después con mis compañeros, quienes leen en voz alta y así aprendo, y cuando tenemos exámenes parciales o finales, los profesores me traen el mismo cuestionario que para el resto de mis compañeros de clase, solo que en mi caso, las pruebas son orales en su totalidad”, manifiesta. “No debo materias, tengo todo aprobado, y siempre en primera mesa”, comenta orgulloso.

Historias de Vida - Edgar VillasboaEdgar Villasboa, es también Campeón en Matemáticas, cuando se encontraba cursando el tercer ciclo en el Centro de Estudios “Wildo Ruíz Díaz” en el año 2011, ganó el certamen que organiza OMAPA trayendo hasta Pilar el trofeo de Campeón Nacional en Matemáticas. Hace 7 años que vive en Pilar, ciudad de la que se siente participe en la construcción de una sociedad más justa. Edgar es Delegado Departamental de la Asociación de Ciegos del Paraguay, que ya cuenta con local propio en el barrio San Vicente.

Desde hace 6 años y algunos meses, se gana la vida como funcionario de la Municipalidad de Pilar, hoy por hoy en el área de Acción Social. Ingresó a la Institución, nos comenta siempre risueño, en los últimos meses de la administración del señor Carlos Silva.

Futuro abogado, brillante estudiante, dirigente social, Edgar Villasboa, es sobre todo, un chico del Ñeembucu, y como todo esterano, jamás se rinde ante las dificultades, un campeón de la vida, un estudiante de la Universidad Nacional de Pilar.

(Visited 958 times, 1 visits today)