EX MINISTROS DE EDUCACIÓN ANALIZARON LOS DESAFÍOS DE LAS POLÍTICAS EDUCATIVAS DEL PARAGUAY EN LA POST PANDEMIA

El Rector con permiso de la Universidad Nacional de Pilar (UNP), Prof. Dr. Víctor Ríos, en su rol de ex ministro de educación, participó de la Conferencia “Oportunidades de la Educación en la Modalidad Virtual”, organizado por una Universidad Nihon Gakko, donde con otros ex ministros realizaron un análisis prospectivo de los desafíos de las políticas educativas del Paraguay en la post pandemia.

Al respecto el Dr. Ríos señaló que la pandemia por la COVID-19 irrumpió sin aviso previo y nos tomó de sorpresa a todos, sorpresa que no debería ser tal si uno tiene un análisis sistemático y un diagnóstico permanente de todo cuanto viene ocurriendo en el mundo. “La pandemia no es una maldición de Dios, es producto de todo un sistema que hemos instalado como civilización humana, no es una cosa que ocurrió de casualidad o por maldición del cielo, es producto de todo cuanto vinimos haciendo sobre todo en los últimos siglos los seres humanos y de todas maneras nos tomó de sorpresa”, dijo iniciando su ponencia.

Manifestó que en cuanto a la situación de la educación superior, se debe contextualizar en diferentes niveles, pero que a nivel nacional, el tema de la pandemia se da en una profunda desigualdad y equidades sociales. Dijo que hay una serie de debilidades en el sistema educativo nacional, que obviamente con la pandemia, esas debilidades se hacen aun más patentes, pero que el abordaje para superarlas es aún más urgente.

Mencionó que el filósofo argentino, Darío Gabriel Sztajnszrajber recientemente tituló una conferencia, “El aula ha muerto” y en ella sostuvo que el aula tradicional ha muerto inclusive antes de la pandemia. “Solo que no nos dimos cuenta porque estamos muy apegados a lo que es el sistema tradicional de educación y el aula forma parte esencial del proceso educativo, pero con la incorporación masiva de las nuevas formas de comunicación y de información, el aula viene transformándose y mirando la etapa post pandémica uno puede concluir que lo que vamos a tener es una muerte más acelerada del aula. Definitivamente el aula ya no va a ser la misma, primero por el fenómeno general de la incorporación de la tecnología y segundo por la pandemia, que nos obliga a un distanciamiento social”, remarcó el Rector.

Indicó que atendiendo a la situación actual, no solo en nuestro país, sino a nivel mundial, definitivamente el aula ya no será la misma. Planteó que seguramente a partir de ahora, además de los elementos pedagógicos-didácticos, se tendrá que incorporar elementos de salud, sanitarios, de protección. “Mundialmente esta crisis que implica la pandemia, no va a terminar el año que viene, entonces tenemos que adecuar nuestro proceso educativo y nuestras instituciones educativas a esta realidad”, aseguró.

Apuntó que la muerte del aula se va a acelerar con la post pandemia, y ante esto se debe analizar los procesos a seguir. “Por ahí en el aspecto instrumental es más fácil hacer un gran esfuerzo como achicar la famosa brecha digital, lo digital tiene una relación isonómica con la realidad socioeconómica, las profundas desigualdades socioeconómicas que tenemos en nuestro país se dan también a nivel de la conectividad, hay una isonomía entre lo digital y lo material, todos sabemos que superar las desigualdades o las inequidades socioeconómicas, es muy complicado, pero se puede con una buena intervención del Estado, con una política pública disminuir la brecha digital”, puntualizó.

Por otro lado expresó que existe mucha discusión y planteamientos muy interesantes en lo que tiene que ver en las cosas que se debe cambiar en lo pedagógico, en lo didáctico, en las herramientas, pero que particularmente considera que se debe pensar seriamente en la construcción de un nuevo ethos educativo. “Esta pandemia nos va a obligar a todos a pensar en una nueva civilización, en una sociedad que respete en serio la biodiversidad, vamos a tener que enseñar a todos, no solamente a los alumnos, enseñar a nuestros chicos a aprender a vivir conforme con las condiciones termo dinámicas de su comunidad, tenemos que plantear desde un principio a nuestros niños que los recursos naturales no son ilimitados, que estamos en una situación tremendamente preocupante en la que necesitamos construir una nueva civilización, que implique un mayor respeto a la biodiversidad, a la naturaleza, aseveró.

Añadió que es para garantizar la supervivencia de la especie humana, ya que de lo contrario, no es aventurado decir que si no se cambia este proceso se corre serios riesgos de un suicidio colectivo de la especie humana, porque la naturaleza va a metamorfosearse, va a sobrevivir, y que los que tienen serios riesgos de desaparecer son los seres humanos y otras formas de vida. “Y para cambiar esto, implica un nuevo ethos, un nuevo marco teórico, una nueva visión de lo que es la vida, el bienestar. Es una tarea que tenemos, sobre todo los que trabajamos en el ámbito educativo, es una tarea a la que tenemos que abocarnos también los líderes políticos y toda la humanidad”, culminó.