DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER (8M)

Desde una perspectiva histórica, muchos fueron los capítulos en los cuales el protagonismo de las mujeres dejaron un sello indeleble, historias de coraje, de bravura, de ternura, de amor inconmensurable, de una apasionada entrega por los eternos ideales de justicia, igualdad y libertad.

Hubo Reinas y Emperatrices, Zarinas y Faraonas que han tenido la enorme responsabilidad de dirigir grandes imperios, enormes ejércitos, de conciliar intereses con la misma capacidad y eficiencia atribuida a los hombres.

En un contexto más cercano a nuestra realidad, la época de la conquista significó desde la llegada del invasor una lucha sin tregua por preservar nuestra cultura, por hacer valer el rol de la mujer, por ello, centenares de mujeres fueron ajusticiadas por los métodos más atroces, aunque jamás lograron torcer la voluntad de las naturales de América, por siglos humilladas, mancilladas en su honor, más nunca reducidas. Desde la mítica figura de Juana Azurduy, comandante del Ejercito de Liberación de Bolivia, su país natal, lucho además por la independencia de Argentina y Perú, muchas fueron las mujeres que empuñaron las armas en defensa de la libertad.

En nuestro país la participación de la mujer en la construcción de la Nación Guaraní y más adelante del Estado Paraguayo, fue y sigue siendo clave, a tal punto que después de la hecatombe del ’70, sin las mujeres no existiría el Paraguay. El heroísmo en los campos de batalla, la inmolación por amor a nuestra bandera, el martirio de Piribebuy y Acosta Ñu, y en la última batalla por la dignidad del pueblo paraguayo en Cerro Corá, hablan de la grandeza de las mujeres de nuestra raza, y en la etapa de reconstrucción de la patria mutilada, fueron ellas quienes alzaron sobre sus hombros los despojos que dejó la barbarie, con una altivez que raya lo épico, hicieron resurgir de las cenizas el Paraguay.

Actualmente vivimos una realidad lacerante que lastima nuestra conciencia, interpela la clase política, exige justicia, e invita a reivindicar de una vez y para siempre los derechos eternamente postergados de la mujer paraguaya. Igualdad en el amplio sentido de la palabra, compartir proporcionalmente los espacios de poder, recibir los derechos salariales, y otros beneficios en pie de igualdad con los hombres.

En la Universidad Nacional de Pilar, honramos el compromiso de brindar las mismas oportunidades a hombres y mujeres sin más requisitos que la idoneidad. (Resolución Nº 89/2018)

En los diversos estamentos, y, en todos los niveles de la función pública y la labor docente, el concurso de las mujeres es reconocido por su alto nivel de eficiencia y responsabilidad, razón por la cual ocupan el sitial que les corresponde.

Hoy, 8 de Marzo, en el Día Internacional de la Mujer, nos adherimos a tan magna fecha saludando fervorosos a todas las mujeres que construyen el presente y el porvenir, y exigimos el fin de toda violencia.

Feliz Día Internacional de la Mujer!

(Visited 23 times, 1 visits today)