CONFERENCIA Y DEBATE CON EL SENADOR NACIONAL FERNANDO LUGO MÉNDEZ

Conferencia y Debate sobre FONACIDE con el Senador Fernando Lugo

En el Aula Magna de la Facultad de Ciencias Biomédicas de la UNP, se llevó a cabo el viernes, 30 de setiembre, la Conferencia y Debate con el Senador Nacional, Fernando Lugo Méndez, Ex Presidente de la República (2008 – 2012) sobre el tema: “Fondo Nacional de Inversión Pública y Desarrollo, FONACIDE”.

Participaron de la misma, el Rector de la UNP, Dr. Víctor Ríos Ojeda, Decanos y Decanas de diversas Unidades Académicas de la UNP, Docentes y Estudiantes, especialmente de la Carrera de Postgrado: Especialización en Docencia Universitaria, así como también ciudadanos en general. El evento estuvo organizado por la Dirección de Postgrado de la UNP y la Facultad de Ciencias, Tecnologías y Artes. A continuación, una parte de su exposición:

“…cuando Lula tenía ese programa que le hizo muy conocido en el mundo entero, Hambre Cero, decía “yo estaría muy feliz y contento si al término de mi gobierno, ningún brasileño vaya a dormir sin haber comido al menos una vez al día”. Y yo le dije a Lula: “Sueño hacer lo mismo en mi tierra, con mi gente en Paraguay”. Y recuerdo que, en contra de todos los pronósticos, logramos el recurso necesario por cesión de energía de Itaipu, tres veces más de lo que hasta ese momento se había generado: 360 millones de dólares, equivalentes casi a 1 millón de Dólares por día. Y antes de un año, en el 2010, el Parlamento brasileño ya aprobó ese acuerdo. Muchos de los escépticos comenzaron a creer y muchos de los que no creían comenzaron a pensar: ¿qué vamos a hacer con toda esta plata? Nosotros teníamos un proyecto de ley presentado, que habíamos denominado “Fondo para el Desarrollo”, que contemplaba una planificación centralizada y una ejecución descentralizada. Ese proyecto decía que cualquier Institución o Comisión tenía derecho a presentar un Proyecto para su barrio, su pueblo, su colonia, su asentamiento, su ciudad… Y los genios del periodismo, los genios de la verdad, dijeron: No, mejor dar a la administración de los Municipios y Gobernaciones. Y así nació el FONACIDE, y así les fue. Suelo decir que no existen procesos químicamente puros, siempre hay contaminación… Que lejos está el Partido Colorado de su Acta Fundacional y lo mismo el Partido Liberal de sus Pro Hombres que le dieron origen. La gente de Iglesia tiene cierta ventaja en el sentido de que en los momentos de crisis bebemos de nuestro propio pozo. Creo que eso hoy es una deuda pendiente en nuestro país.

No está mal la idea del FONACIDE, lo que está mal es su aplicación. Eso demuestra que no siempre las buenas ideas tienen una feliz culminación. Este es un hecho que quería formar parte de un proceso. En la Iglesia hemos aprendido a diferenciar los eventos de los procesos. Muchas veces, un evento puede convertirse en proceso. Tenemos que tener la lectura exacta de un suceso dentro de su contexto; decía un intelectual brasileño: “esto se va a realizar cuando en Brasil y Paraguay haya democracia porque este tratado se firmó en gobiernos dictatoriales”. Era un hombre visionario que veía lo que iba a venir.

Pero fíjense, 360 millones de dólares es apenas una gotita… ¿Qué pasó aquí? No fue simplemente la amistad de Lula y Lugo, posiblemente eso jugó una parte… Sigue habiendo gente buena en el país, pero no es suficiente eso, hacen falta otros ingredientes además de la bondad, como lo justo, lo equitativo. Hoy día, hay una escandalosa distribución de los bienes de la creación.

La discusión que en estos días se generó con el tema de “los tres aguinaldos y las gratificaciones”, son temas que nos ponen al filo de la navaja, porque sea cual fuere la postura que uno asume, causa controversia. Y así como sucede con estos temas, el tema del FONACIDE debe buscar soluciones duraderas y estructurales. Nosotros pensábamos en una reingeniería salarial de todo el funcionariado público porque creíamos y creemos que es injusto que un ascensorista del Banco Central gane mucho más que un médico, que un maestro… No sé si FONACIDE es el mejor ejemplo para estudiar, pero sí el mejor ejemplo para crear una conciencia crítica, serena, madura, no fanática, en ese sentido vale la pena. En resumen: FONACIDE, una ley mal concebida y mal ejecutada, con un antecedente en un Tratado con mucha inequidad, entre dos países que no son iguales, y otros antecedentes de Tratados injustos, al decir de los sabios chinos. No todas las leyes son justas; no todas las aplicaciones de las leyes son equitativas, por más buenas que sean. Qué hacemos ante este escenario? En todos los ámbitos (la política, la Iglesia, el mundo académico, artístico, deportivo…) la competitividad nos lleva a querer sobresalir sin importar que las leyes sean equitativas y justas para todos…”

(Visited 84 times, 1 visits today)