APERTURA DEL AÑO ACADÉMICO 2019

El Campus Universitario de Ytororo fue el epicentro de una noche que congregó a la comunidad académica de la Universidad Nacional de Pilar (UNP) para la Apertura Oficial del Año Académico.

La Facultad anfitiriona, la de Ciencias Contables, Administrativas y Económicas recibió en su Aula Magna a las principales autoridades de la UNP, y centenares de estudiantes de diferentes Carreras, ya que de las siete Facultades, cinco tienen sus locaciones dentro del predio. El acto estuvo presidido por el Dr. Víctor Ríos, Rector de la UNP, quien ofreció una disertación muy didáctica e interactiva.

En la apertura del solemne acto, el Dr. Diosnel Aguilera, Decano de la mencionada unidad académica, destacó en su intervención que la universidad pública es la garantía de una educación de calidad“Debemos sentir un genuino orgullo de ser parte de la mejor universidad del interior”, sentenció el Decano, y a continuación relató un catálogo de logros que nos posiciona de acuerdo a estándares internacionales como la mejor casa de estudios del interior. Dentro del amplio espectro de estudiantes que concurren a formarse en la UNP, el Decano puso énfasis en la condición humilde de la mayoría, quienes a través de la educación pública consiguen la meta de superarse y optar por un futuro mejor.

A continuación el Magnífico Rector, Dr. Víctor Ríos, desarrolló aspectos relacionados a la mentada reforma educativa, aunque aclaró de entrada que merced a ciertos recursos lingüísticos, ahora se denomina transformación del sistema educativo.

El Dr. Ríos, realizó un relatorio abarcando varias décadas, de todos los intentos realizados en aras o en pos de la reforma o transformación educativa. Desde los remotos tiempos en que los recursos didácticos eran reforzados con teju ruguái (látigo), castigos disciplinarios, y que incluso estos métodos eran defendidos por algunos aduciendo que se lograba mejores resultados. El relativo éxito de la educación del pasado se debe a que había muy pocos alumnos y que el docente se dedicaba a un pequeño núcleo que aprendían por métodos pedagógicos o por castigos, pero que solo el 1 % de la población era escolarizada.

Fiel a su estilo, se apoyó en publicaciones para respaldar su postura, haciendo entrega de valiosos materiales que recrean los tiempos de la educación desde una perspectiva histórica. Interactuó con el auditorio, logrando un conversatorio interesante con los estudiantes, con aportes de los mismos.

Profundizó el concepto de que la educación pública es el único camino para una sociedad equitativa, y que el Estado debe garantizar verdaderas condiciones de igualdad para el acceso irrestricto, sin mas condicionamientos que el deseo de estudiar.

Resaltó también las asimetrías en la sociedad, de quienes ostentan pertenecer a una élite de calidad, cuyos estilos de vida, alejados de las condiciones de la gran mayoría, no representan el modelo a seguir. En la parte final, el Rector realizó un análisis de por qué debemos sentirnos orgullosos de ser parte de la UNP, lo cual le valió aplausos de la concurrencia.

La parte artística contó con la presencia de Lucas Zaracho y Nicolás Quintana. Una noche memorable, más allá de los límites céntricos del ejido urbano marcaron el inicio de un nuevo año académico.

(Visited 200 times, 1 visits today)