ACADÉMICOS SE REÚNEN EN PILAR

Representantes de las 8 universidades públicas del Paraguay se reunieron en la ciudad de Pilar para analizar 11 puntos de un cronograma de trabajo, que una vez debatidos, proporcionarán los insumos necesarios para contribuir desde la perspectiva de las universidades públicas a los lineamientos generales de la ansiada reforma educativa.

Se desarrollaron los siguientes ejes:

  • Contexto sociopolítico.
  • Marco filosófico.
  • Marco jurídico.
  • Currículum.
  • Sistema financiero educativo.
  • Reordenamiento administrativo institucional.
  • Equidad.
  • Formación docente inicial y continua.
  • El rol de la educación superior.
  • Calidad educativa.

Además de los contenidos específicos presentados y analizados, durante las diferentes exposiciones, surgieron temas como la pertinencia, la innovación, la calidad, la altísima tasa de deserción, sobre todo, este último aspecto, condiciona todo plan a futuro. En sus numerosas intervenciones, el Dr. Víctor Ríos, Rector de la Universidad Nacional de Pilar (UNP), remarcó con firmeza el concepto de la educación concebida como derecho humano y bien público, y no como mercancía o servicio a ser arancelado.

El Coordinador del Seminario, Dr. Clarito Rojas, intervino en varios bloques para defender la universidad pública como el único lugar posible para el desarrollo de todas las dimensiones del ser humano.

En otra intervención, el Dr. Ríos, manifestó que muchos organismos multilerales, bajo la forma de una financiación al sistema educativo de nuestro país, pero en realidad más allá de la aparente buena intención, hay intenciones solapadas de influir en el sistema educativo nacional, cambiando el concepto de derecho humano básico por la mercantilización de la educación superior.

La próxima cita es en Canindeyú, donde las comisiones redactoras creadas, deben plasmar los lineamientos generales para una reforma educativa.

En síntesis, la educación paraguaya debe ser inclusiva, debe ser pertinente, debe estar contextualizada, debe responder a los desafíos urgentes de aumentar la matrícula, disminuir la deserción, debe ser gratuita, pero sobre todo, debe ser de calidad, de acuerdo a los parámetros que se manejan en cuanto a criterios de calidad.

La reforma educativa es un todo. No se trata solo de argumentar y redactar lineamientos como hojas de ruta a seguir en pos de la llamada calidad educativa, sino de una revisión profunda del sistema educativo nacional. La necesidad de articular todos los niveles, de una fuerte inversión estatal controlada por actores de la educación, de una capacitación constante de por vida, con los fundamentos epistemológicos y filosóficos que puedan sostener una educación de calidad.

Los sistemas de evaluación y control de procesos permanentes, deben ser parte de la cultura institucional y la gestión organizacional.

(Visited 193 times, 1 visits today)